Inicio

27 de noviembre de 2010

Frente a la obsolescencia programada, la reparación de aparatos.

Frente a la obsolescencia programada, la reparación de aparatos.

El Confidencial


 

« Los consumidores están hartos de que los teléfonos móviles, los reproductores MP3, las cámaras de fotos, los ordenadores y otros muchos aparatos electrónicos parezcan diseñados para romperse enseguida. Por eso, están acogiendo con entusiasmo el movimiento promovido por Kyle Wiens, joven fundador del sitio web iFixit. Wiens acaba de publicar el “Manifiesto por el derecho a reparar los dispositivos de bolsillo”. La idea básica del Manifiesto es que reparar es más ecológico que reciclar. Es bueno para el planeta, y es bueno para el bolsillo del consumidor.

Quienes se adhieren al Manifiesto están cansados de ver ingentes montañas de basura electrónica en países africanos o asiáticos, rodeados de miles de niños que queman todo tipo de aparatos tóxicos para extraer el cobre y otros metales, su única fuente de ingresos. Son conscientes de que el planeta no puede soportar esta carrera que deja tras de sí toneladas de basura inútil. Por eso, el documento fundacional comienza, de forma muy oportuna, con las palabras “sostenemos que estas verdades son evidentes”, las mismas con la que comienza la Declaración de Independencia de Estados Unidos.

Los defensores de la reparación frente al reciclaje exigen que la industria de la electrónica de consumo acepte una carta de derechos del consumidor. Quieren que se reconozca el derecho a reparar los propios aparatos, sin que esto anule la garantía. Que los aparatos se puedan abrir de forma sencilla sin necesidad de herramientas especiales. Que el usuario pueda acceder a los códigos de error y a los esquemas electrónicos de los aparatos que compra, así como a los manuales de desmontaje y de reparación. Que se eliminen esos sellos que una vez rotos invalidan la garantía. Que todos los consumidores tengan acceso fácil, universal y económico a las piezas necesarias para arreglar sus dispositivos. Sobre todo, la principal reivindicación es que los fabricantes desarrollen productos creados para durar, en lugar de con diseños electrónicos destinados a fallar en muy poco tiempo como estrategia para obligar a los consumidores a comprar nuevos aparatos que hacen exactamente lo mismo que los anteriores, pero en otro color.

Apple, el enemigo a batir

Para los defensores de la reparación de los aparatos electrónicos, el representante del enemigo a batir es Apple. Dejando aparte los importantes problemas de funcionamiento de algunos de sus últimos lanzamientos, incluye en muchos de sus productos baterías de iones de litio, que aguantan entre 200 y 300 ciclos de carga. Con un uso continuado y diario esto se traduce en una vida media no superior a 18 meses antes de que la autonomía del aparato se reduzca drásticamente.

Cualquier usuario que se atreva a cambiar la batería de un iPod, un iPad o un iPhone sin conocimientos suficientes o las debidas herramientas, se dará cuenta de que es una tarea imposible. Nada que ver con la batería de muchos teléfonos de Nokia, que se puede reemplazar fácilmente en pocos segundos.
Lo que está colmando la paciencia de los consumidores es la política de muchos fabricantes, que cobran cifras abusivas por la reparación de los dispositivos averiados fuera del periodo de garantía. La mayoría ni siquiera se plantea arreglar el aparato. Ofrecen al usuario reemplazar el producto averiado. Lo sustituyen por uno nuevo o por uno reparado de forma indiscriminada. Sólo unos pocos fabricantes cobran menos en el supuesto de las sustituciones por aparatos reparados.

Reparaciones a precio de oro

De nuevo aquí puede servir de ejemplo Apple. En su sitio web figura una lista de los precios de la reparación de diversos modelos de reproductores MP3 para el mercado español. La pertinencia del enfado de los consumidores se entiende fácilmente al comparar los precios de las reparaciones oficiales con lo que le cuesta al usuario arreglarlo él mismo. Valga como muestra el iPod Mini. Según la página web de Apple, la sustitución de la batería cuesta entre 60 y 71 euros. La batería de reemplazo sale en Internet poco más de 15 euros, incluyendo los gastos de envío por correo ordinario.

La situación se agrava cuando se trata de otro tipo de reparación. Arreglar un iPod Mini de segunda generación cuesta 200 euros, independientemente de si se ha roto el disco duro de 6 GB, que como pieza vale unos 60 euros, o la pantalla LCD, que cuesta unos 20 euros.

Ahora bien, Apple no es el único fabricante que cobra precios abusivos por las reparaciones. En realidad, el concepto de obsolescencia planificada data de la década de los años veinte del siglo pasado, y es prácticamente norma obligada dentro de la industria de la electrónica de consumo, que logra acortar el ciclo de vida incluso antes de que transcurra el plazo legal de garantía de dos años. Los productos jubilados prematuramente, que todavía funcionan o presentan averías de fácil solución, se convierten en basura en menos de lo que tarda el consumidor en firmar el recibo de la tarjeta de crédito.

Ante el peligro que puede representar este movimiento en pro de la reparación para los pingües beneficios de la industria de la electrónica consumo, ya se han alzado las primeras voces que califican al promotor de Manifiesto, Kyle Wiens, de ser un simple oportunista, pero olvidan que es una persona que predica con el ejemplo. Su página web no sólo es una tienda de venta de piezas. Es uno de los sitios de Internet en continuo crecimiento, y de visita obligada para encontrar tutoriales de reparación de todo tipo de averías en numerosos pequeños y grandes electrodomésticos, todos gratis, y por gentileza de auténticos especialistas en electrónica, que convierten las reparaciones en tareas de pocos minutos.»

"Los consumidores se rebelan contra el iPod y otros gadgets con fecha de caducidad", Artículo de Eva Martín y Juan F. Marcelo para El confidencial.com, 15/11/2010.

12 de noviembre de 2010

10 puntos para desintoxicarse del crecimiento y reconectarse a la vida

29 de octubre de 2010












Traducido por Eduard Folch para Dé Magazine

Una premisa

El decrecimiento, más que una teoría nueva, es un nombre impactante para alertar de la necesidad de un cambio. La información que utiliza es conocida desde hace tiempo, lo que aporta, tal vez, es una visión de conjunto, un espacio de confluencia, como una cuenca hidrográfica extensa que recoge ideas y prácticas "alternativas". El decrecimiento reúne conocimientos y perspectivas que son el legado de movimientos sociales y tradiciones culturales, espirituales y religiosas diversas: el movimiento de las mujeres y, en general, los movimientos de emancipación, los movimientos por la paz, los derechos civiles, la noviolencia , el movimiento ecologista, que trabaja por la protección y recuperación de la diversidad biológica y sociocultural, pero también de una visión integrada de la realidad y de la vida, los movimientos "alterglobalizador", que se oponen a la exportación a nivel mundial de una estructura de dominio, que es a la vez económico, tecnológica y mental, donde la jerarquía, el control y la competición imponen su lógica encima de cualquier otra; estas voces proponen un camino alternativo para compartir el mosaico de diversidades y hacer -una red que abarque el mundo, basada en la equidad de los intercambios y en la capacidad de cooperación ante los retos enormes a los que las sociedades humanas han de hacer frente en las próximas décadas.

Así, por un lado, se plantea la necesidad de salir de un conjunto de adicciones que generan "deudas", y por otro, se propone restablecer una serie de conexiones y arraigos, hoy en peligro, para volver a alimentar la vida. Entre estas polaridades, se abre un camino de experimentación y síntesis creativa entre lo viejo y lo nuevo, las tradiciones y las innovaciones, que no se puede agotar ni en diez ni en cien o mil puntos.

Desintoxicarse

1. Salir de la adicción energética

Gran parte de las sociedad humanas se han vuelto adictos, desde hace 150 años, a una inyección elevada y creciente de recursos energéticos, especialmente de origen fósil, el principal es el petróleo. Este es un capital energético "ahorrado" durante miles de millones de años de fotosíntesis, que nos hemos medio gastado sin pedir permiso a las generaciones futuras, y que seguimos utilizando para construir una sociedad cada vez más alejada de su viabilidad ecológica. El cambio climático es el síntoma más contundente que muestra el contrasentido de esta cultura de falsa abundancia energética, que genera una deuda ecológica que deberán pagar nuestros hijos y nietos. Se pondrá freno a este abuso, y dar pasos decididos, desde ahora y progresivamente, hacia un metabolismo social y tecnológico basado en la radiación solar-la única que recibimos de forma gratuita-y sus derivados (eólica , hidráulica, biomasas, mareas ...). Es necesario promover formas de generación distribuida de energía y políticas de ahorro, con una revisión de todas las prácticas energívoros (transporte, agricultura, etc.).

2. Salir de la adicción financiera

La desregulación de las finanzas nos ha hecho vivir los últimos cuarenta años en un estado poco menos que al.lucinatori. El espejismo del dinero fácil nos ha hecho perder el mundo de vista. Muy pocos se han aprovechado y muchos, muchísimos, han sufrido las consecuencias. La suma de abstracción y anonimato ha hecho del dinero el arma de destrucción masiva más devastadora del planeta, para que más inadvertida. En pocas décadas se ha generado una deuda astronómico, que ha llevado el sistema a su colapso y no sabemos cómo y cuándo se podrá devolver. El poder del dinero mueve las palancas del poder a menudo en formas ocultas, a través de operaciones delictivas que no dejan rastro. La actividad especulativa no añade valor sino que aumenta precios, y recaudando sin esfuerzo las rentas que otras personas han generado con trabajo e ingenio. Es necesario adoptar medidas, como la Tasa Tobin o similares, que hagan tributar la circulación del dinero en el mercado, para desincentivar las operaciones puramente especulativas. Hay que recuperar los bancos públicos el monopolio de la creación de dinero, limitando el mecanismo del multiplicador bancario que facilita la expansión incontrolada del crédito. Hay que avanzar hacia una moneda informativa y hacia un sistema económico-transparente.

3. Salir de la adicción productivista

La actividad industrial ha dejado en gran medida de ser funcional a satisfacer necesidades fundamentales y concretas. El engranaje productivista responde más bien a la necesidad de amortizar gastos y generar dividendos para los accionistas. La carrera hacia el crecimiento parece ser el único camino para alimentar este mecanismo insaciable. El circuito producción-consumo se va acelerando constantemente, gracias a la cultura del usar y tirar ya la política de la obsolescencia programada. Por otra parte, se genera al mismo tiempo la necesidades de ingresos proporcionados a la fiebre consumidora. La adicción al consumo se prolonga en la adicción al trabajo, en la dependencia del sueldo, que todavía se hace más perversa con el difundirse de actividades "autónomas", que en realidad se traducen en formas de autoesclavatge aún más alienante. Repensar la actividad productiva, sus prioridades, sus procedimientos, el ciclo de vida de los productos, los criterios de distribución ... son pasos indispensables y urgentes, igual que lo son el reparto de las horas de trabajo, la participación de los trabajadores en el empresa, o unas nuevas pautas en el consumo de manufactes, su mantenimiento, reutilización, reparación y reciclaje.

4. Salir de la adicción informativa

El imaginario ha sido y es la última frontera de un proyecto de colonización planetaria. La publicidad, los medios de comunicación, la industria del entretenimiento, han jugado un papel fundamental en decantar las preferencias del gran público hacia la simplificación y superficialidad de los mensajes. La adicción a la "noticia", es decir, a "pastillas de información" de consumo rápido, carentes a menudo de contexto y de profundidad temporal (ni antecedentes, ni consecuencias) va paralela a la pérdida de capacidad narrativa y sentido crítico. Televisión, videojuegos, imágenes sin conexión que ocupan todo el espacio perceptivo, favorecen el adviento de una sociedad más "fluida", donde se pasa del individuo a la masa sin pasajes intermedios. Se generan hábitos de participación ficticia, o bien porque directamente virtuales, sin repercusión, o bien porque reducidos esquema de la competición bipolar, que banaliza cualquier motivo, incluso serio, de conflicto. Hay que reducir la dosis de exposición a inputs informativos desconectados de la vida real de cada persona. Hay que favorecer el ejercicio del sentido crítico ante lo que nos viene de fuera y que, con promesas inverosímiles, nos manipula. En especial, hay que frenar la omnipresencia de la publicidad y encontrar formas de reglamentación de sus mensajes.

5. Salir de la adicción jerárquica

Un modelo de dominio se basa en los mitos y en la retórica de la independencia, la superioridad y el control. La geopolítica mundial sigue respondiendo a esta lógica imperial, más o menos disimulada, y no a la voluntad de gestionar en común el uso de los recursos y la solución de los problemas. Con todos los medios alimenta una especie de aspiración colectiva a liderazgos fuertes y carismáticos, a "hombres de la providencia" que nos tengan que salvar los desastres que justamente esta ansia de dominio ha generado. Y aquí es pertinente hablar de hombres, ya que este modelo tiene connotaciones históricamente masculinas. La burocratización creciente de las sociedades y de sus servicios principales (administración, salud, educación, justicia, representación política ...) visualiza una tendencia general a la cesión de las propias capacidades y responsabilidades, ya la delegación de una cuota de poder personal. Se siembra la sospecha, por otra parte, que quisieron participar en la política no sea civismo sino el síntoma de una ambición personal, y nos hacen creer que la lucha competitiva es obligada. Todos los racismos-por sexo, condición social, credo religioso o color de piel-nacen de esta cultura de la superioridad, incentivada por la mayoría de culturas. Hay que salir de este imaginario, de este modelo mental "único" y de las prácticas que genera en todas las escalas, grandes y pequeñas.

Reconectarse

6. Arraigarse en el territorio

La relocalización es la primera gran opción para reconectar a una forma de vida posible. Hay que invertir la doble tendencia de urbanización acelerada de una parte y despoblamiento del territorio por la otra. Hay que construir una nueva síntesis entre actividades primaria, secundaria y terciaria basada en el cuidado territorial y en un nuevo equilibrio de distribución de la población. El territorio debe volver a ser la fuente principal de la riqueza material y también identitaria. Reconstruir el mosaico de usos, aprovechar al máximo la actividad fotosintética, redescubrir la biodiversidad local, las rotaciones de cultivos, las complementariedades múltiples entre actividades diversas ...

7. Reencontrarse con el propio tiempo vital

Habría que tener muy clara la percepción de que el tiempo no es simplemente un contenedor anónimo y abstracto, sino también tiempo vivido, y como tal emanación de la persona, vinculado a su salud y etapas vitales. La actividad de los individuos se inscribe en este marco, por lo que habría que repensar las formas sociales de cesión del tiempo propio para garantizar las tareas colectivas y el sostentament personal y familiar. Una renta básica universal permite reconocer un valor intrínseco al hecho de ser persona y desvincular una parte de la capacidad adquisitiva de la actividad "asalariada". El tiempo necesario para la reproducción y el mantenimiento de la vida, o la participación en los asuntos colectivos recibiría de esta manera una ayuda concreto para reservarlo. También se evitan los mecanismos perversos del mercado laboral, donde la abundancia de mano de obra modifica a la baja tanto la remuneración del trabajo como sus garantías.

8. Redescubrir la dimensión comunitaria

La aceleración de los últimos 50 años ha "liquidado" estructuras sociales y formas de convivencia muy antiguas. El ser humano es un mamífero, por el que la socialidad y la identificación en un grupo tiene valor de supervivencia. El haber sustituido los "bienes relacionales" con el consumo de bienes materiales no siempre ha supuesto una mejora de nuestra existencia. El reencuentro de la socialidad y de los bienes que las personas pueden intercambiarse sin hacer uso de dinero es un paso importante en la buena dirección. Un retorno a formas de propiedad pública o comunitaria del territorio (referido a la nuda propiedad, con posible usufructo privado) permitiría dar solidez a experiencias de moneda local en beneficio de la comunidad, para favorecer intercambios dentro de un área geográfica concreta. El ámbito local también es propicio para formas de democracia más participada, con un mayor grado de consenso y de corresponsabilidad sobre el futuro colectivo.

9. Elegir la sobriedad

Con un planteamiento más sobrio, todos podríamos tener lo suficiente para vivir con satisfacción. Volver a reconocer las necesidades reales ya diferenciarlas de las necesidades falsas, es el paso previo para construir un mundo en el que podemos sentirnos prósperos sin malgastar recursos ni humillar a nadie. Es necesaria una mayor conexión entre necesidades y consumo, tanto a la hora de comprar como, también, de producir. Reorientar las prioridades productivas hacia bienes y servicios duraderos, fáciles de arreglar, de poco impacto, por mercados lo menos alejados posible, es otra de las prioridades. Esto será más fácil de realizar, si la empresa se democratiza, con una mayor implicación de los trabajadores en las decisiones de la empresa, según una lógica cercana a la del cooperativismo.

10. Reanudar al sentido

Personas y comunidades tienen otra necesidad fundamental: dar un sentido a la propia actividad y presencia en el mundo. La autodestrucción colectiva no puede ser la respuesta que buscábamos. Hay que hacer espacio, redescubrir el silencio, la quietud, la escucha, para imaginar un mundo posible donde el diálogo, la condivisió, la simplicidad, la belleza, sean la base para un nuevo equilibrio arraigado en la vida.

[Este escrito me solicitó Martí Olivella para intentar resumir la propuesta del decrecimiento en el proceso del "Consenso de Barcelona", del que es uno de los principales impulsores]

11 de noviembre de 2010

Cápsula Ecológica, las bolsas de plástico

Cápsula Ecológica, las bolsas de plástico






Hola descrecientes.

Ahí está una cápsula que ilustra el reducir y reutilizar de las bolsas de plástico y propone una R más.


Saludos


Dominique

6 de noviembre de 2010

Curso: Como Construye la Naturaleza






Sembradores Urbanos AC





Sembradores Urbanos AC
Agricultura urbana: asesoría, diseño e instalación de huertos comestibles



       

Honramos el mes revolucionario con las palabras de Bill Mollison, co-creador de la Permacultura:  ¨...el cambio más grande que necesitamos hacer es ir de consumir a producir, aunque sea a pequeña escala, en nuestro propio huerto.  Si tan solo el 10% de nosotros hiciéramos eso, habría suficiente para todos.  De ahí nace lo inútil de los revolucionarios que no tienen huertos, de quienes dependen del mismo sistema que atacan, y de quienes producen palabras y balas, en vez de alimento y vivienda...¨
NOVIEMBRE
Taller comunitario: Empezando tu huerto casero:
cómo mantener un huerto en buena salud
Miércoles 3 / 16:30 a 18:00hrs / Donativo $50 / Pre-registro necesario, pago en taller
Aprende a maximizar la cosecha para construir un sistema de asociaciones simbióticas de plantas en el huerto, cómo atraer insectos benéficos y controlar las plagas con métodos orgánicos. Temario: plantas benéficas para el control de plagas, identificación de insectos más comunes, técnicas para evitar problemas con plagas, recetas caseras para tratar un problema de plagas.

Taller: Huertos urbanos en macetas de auto-riego
Sábado 6 / 10:00 a 14:00hrs / $750 (incluye maceta de sembrada para llevar a casa) 
Las macetas de auto-riego están construidas con 100% material reciclado mexicano, son ligeras, portátiles, bonitas, ahorran agua mientras facilitan el riego y son ideales para colocar en azoteas. Durante este taller aprenderás los elementos para sembrar un huerto a pequeña escala y te llevarás tu propia maceta de auto-riego sembrada con hortaliza orgánica, una hierba aromática y semillas de flores comestibles. Temario: características de macetas de auto-riego, preparación de sustrato de siembra, germinación de semillas en mini-invernaderos y siembra directa, selección de cultivos por temporada, asociación y rotación de cultivos, trasplantes, riego y mantenimiento.  El precio del taller incluye: una maceta de auto-riego sembrada, un mini-invernadero de materiales reciclados, el ¨Guía para armar un huerto urbano¨y nuestro manual ¨El huerto en tu casa¨. 

Fin de semana de agricultura urbana en Las Peñas, Estado de México 
Sábado 13 y domingo 14 / $1,200 (por persona, incluye: hospedaje, alimentación y taller) 
Este es un taller para explorar diferentes técnicas apropiadas para cultivar alimentos abundantes y elaborar abonos orgánicos en espacios reducidos. Aprende sobre contenedores, sustratos, cultivos, abonos naturales y recetas ecológicas para control de plagas. Produce suelo fértil y hortalizas abundantes en tu entorno urbano mientras disfrutas del hermoso paisaje y ambiente relajado en la grana de las Peñas. Temario: la huella ecológica y una nueva cultura urbana de eco-eficiencia, requisitos básicos para un huerto productivo urbano, preparación de contenedores y sustratos, siembra de maceto huertos, calendario de siembra y asociación de cultivos, control de plagas con recetas caseras y caldos minerales. Video sobre la experiencia de agricultura urbana en Cuba, comidas compartidas, actividades comunitarias e intercambio de semillas.

Taller: Permacultura urbana 
Sábado 20 y domingo 21 / 10:00 a 17:00hrs / $1,000
La Permacultura es un movimiento mundial y una filosofía práctica para diseñar sistemas integrales de producción de alimentos, tecnología apropiada y desarrollo comunitario, trabajando con la naturaleza y a cualquier escala.  Este taller se enfoca en los retos de diseñar sistemas productivos y armoniosos dentro  de la ciudad para lograr una mayor autosuficiencia.  Exploraremos las actitudes y los principios de diseño de la permacultura y los aplicaremos a escala urbana. Será un taller teórico y práctico enfocado en la agricultura urbana, además de explorar algunas tecnologías apropiadas y recursos comunitarios locales.  Temario: Introducción a la permacultura- origen y fundamentos; ética de la permacultura, actitudes y principios de diseño; Comida- diseño del huerto urbano permacultural, siembras biointensivas y cosechas continuas; Desechos- transformando basura en suelo fértil con lombrices y biofertilizantes; Agua- introducción a la captación de agua pluvial y tratamiento de aguas grises a pequeña escala urbana, tips para el riego de huertos urbanos; Cocina- olla solar para cocinar alimentos y germinados comestibles con alto valor nutricional; Comunidad- economía solidaria a través del merkado de trueke, recursos físicos en la Ciudad de México y recursos virtuales para crear una cultura permanente urbana.  El precio incluye abundante material impreso y digital.

Huerto abierto: Horario de atención al público, La Tiendita y visita guiada de las instalaciones del huerto Romita
Sábado 27  / 12:00 a 15:00hrs /  Donación voluntaria
Respondiendo al interés que han expresado en visitar el huerto Romita, conocer cómo sembramos en la ciudad y quizás comprar algunos insumos para huertos caseros, abrimos un horario específicamente para atender a visitas este sábado.  A la 1pm estaremos organizando una visita guiada para conocer las diferentes técnicas de siembra y de elaboración de composta que tenemos demostradas. En La Tiendita del huerto tendremos a la venta: manuales de agricultura urbana, semillas orgánicas, humus de lombriz, lombrikits, algunas plántulas y hierbas aromáticas, sustrato de germinación, hidrociencias para la hidroponia y bolitas de vida.

Evento comunitario: Merkado de Trueke en la Plaza Romita
Domingo 28  /  12:00 a 16:00hrs / Evento gratuito
El grupo de trueke “Semillero Romita” invita al público en general a participar en un mercado solidario para intercambiar productos y saberes - artesanías, cosméticos naturales, plantas orgánicas, repostería sana, licores artesanales, comida vegetariana y terapias integrales.  Para participar en el trueke por primera vez, es importante que asistas a la capacitación para nuevos miembros que se dará el domingo a las 11:00hrs en el Centro de Agricultura Urbana Romita.  Para mayores informes, por favor visita: semilleroromita.blogspot.com


DICIEMBRE
Taller: Composta y lombricomposta urbana
Sábado 4 / 10:00 a 17:00hrs /  $600
Aprende cómo transformar “basura” en suelo fértil, alimentos sanos e ingresos dentro de la ciudad.  Este es un taller teórico y práctico, diseñado para transmitir los beneficios, las técnicas y los retos de elaborar composta en espacios reducidos.  Estaremos facilitando varias prácticas para trabajar con la naturaleza, conocer los ingredientes de la composta y explorar diferentes modelos de contenedores apropiados.  Más que proporcionar una sola receta, transmitiremos los principios ecológicos, la ciencia y los pasos prácticos para que puedas elaborar una composta productiva, nutritiva y sabrosa a escala urbana.  Temario: el manejo responsable de los desechos orgánicos, beneficios de la composta para la agricultura sostenible, la importancia del suelo a nivel global y local, características y análisis del suelo, ciencia de la descomposición, macro y microorganismos en el suelo, ingredientes apropiados, diseños para contenedores, comparación de diferentes sistemas de composteo, armado de una composta en capas, lombricultura urbana, características de las lombrices rojas, armado de una lombricaja, cuidado y mantenimiento de sistemas de composteo, elaboración de té de composta y usos de la composta para plantas comestibles y ornamentales.

Evento comunitario: Bazar del huerto!
Domingo 5 / 10:00 a 14:00hrs / Gratuito
UBICACION
Todos los talleres se llevan acabo en el Centro de Agricultura Urbana Romita, ubicado en el Callejón Durango s/n, esquina Plaza romita, colonia Roma Norte (metro Cuauhtémoc).  El Huerto Romita es un proyecto donde Sembradores Urbanos colabora con el apoyo de la Delegación Cuauhtémoc para ofrecer un espacio comunitario para la demostración y difusión de técnicas de agricultura urbana.

INSCRIPCION PARA TALLERES
Para participar en cualquiera de los talleres, es indipsensable que te comuniques con nosotras de antemano para apartar tu lugar - sembradoresurbanos@gmail.com o llamando al 0445536748690 y 0445532582786.  De lo contrario, no te podemos garantizar cupo en un taller y nos reservamos el derecho de admisión si llegas a un taller que ya está lleno.  Para apartar tu lugar, solicitamos un depósito del 50% del costo total del taller, por lo menos 3 días antes de la fecha de inicio.  El depósito lo debes realizar a la cuenta HSBC número 6277759850 (CLABE 021180062777598504) a nombre de Carolina Lukac Del Favero.  Por favor guarda tu ficha de depósito y avísanos cuando realices del depósito.

QUIENES SOMOS
Sembradores Urbanos es una asociación civil conformada por un equipo multidisciplinario de mujeres y varios voluntarios quienes promovemos la agricultura urbana y sistemas alimentarios sostenibles dentro de la Ciudad de México.  Además de estas actividades en el Centro de Agricultura Urbana Romita, organizamos talleres privados bajo solicitud, instalamos huertos urbanos en casas particulares, coordinamos programas de huertos escolares y vendemos varios materiales de agricultura urbana. Esperamos sembrar contigo pronto!

0445532582786  /  0445536748690  /  0445541858203

Taller de Ecología Política